Su nombre es Jesús – Estudio Bíblico

Su nombre es Jesús – Estudio Bíblico

12
1
Compartir

Quien conoce a alguien, sabe su nombre. Decimos conocer a alguien cuando hemos compartido con dicha persona, sabemos cuáles son sus deseos, sus gustos, sus anhelos, pero sobre todo, cuando sabemos cómo se llama, y cuando le llamamos por el nombre.

Vengo en nombre de …, o el señor …. me ha pedido que viniera, o vengo recomendado de… Cada una de estas frases no permite sentirnos acompañados, no de una forma física, pero sí del significado de dicha persona.

Por otro lado nuestro nombre reúne mucho de lo que somos. El nombre nos identifica, nos da una identidad, nos permite hacer presencia aún cuando no estamos. El nombre es tan importante que se convierte en parte de nuestra esencia. Tanto así que ir en nombre de alguien es ir acompañado.

Ir en nombre de Jehová de los ejércitos, era ir con un respaldo de los cielos. Ir en nombre del Señor, era ir seguro. Ir en nombre del Dios de Abraham, de Isaac, y de Jacob era ir con el respaldo del Dios de los padres, del Dios fiel, del Dios único.

Moisés, frente a la zarza, pregunta: y cuando me pregunten: Cuál es su nombre, ¿Qué les diré? Dijo Dios: Yo soy el que soy. Con esa compañía liberó al pueblo hebreo del yugo egipcio, se abrió el mar en dos partes, salió agua de la roca, cayó maná del cielo.

Los últimos versículos del salmo 91 hablan de conocer el nombre de Dios y de los resultados. “Por cuanto han conocido mi nombre, yo les exaltaré; me invocarán y yo les responderé”.

Conocer a Dios, como ya hemos dicho, va mucho más allá de saber qué hace, implica también conocer su nombre, y vivir en su nombre.

El ángel, en una maravillosa revelación, le dice a María: y le pondrán por nombre Jesús, porque él salvará al pueblo de sus pecados. Su esencia es salvación. Fue y es su misión: salvarnos de la muerte consecuencia del pecado. Conocer a Dios, es conocer su nombre, conocer su nombre es vivir disfrutando la salvación.

El estudio constante de la Biblia fortalece tu fe. Te invitamos a dedicar unos minutos cada día a profundizar en la Palabra de Dios.

Éxodo 6:3
1 Samuel 17:45
Salmo 91.
Marcos 16:17
Hechos 2:38
Hechos 19:13

¿Has conocido el nombre de Jesús? ¿La salvación ha llegado a tu corazón y ha impactado las vidas de quienes te rodean? Te invitamos a conocer el nombre de Jesús. Hoy terminamos recordando una canción que resume nuestro mensaje:

Su nombre es Jesús,

el nombre más lindo,

que llevo grabado en mi corazón.

Él cambió mi vivir,

no puedo negar,

me dio salvación.

FUENTE: http://ipuccentralbogota.org/e-lecciones-013

  • Edgar Beltranr

    amen